sam_bluesky: a bell, towing (umrund - por quien doblan las campanas)
[personal profile] sam_bluesky
Estas últimas semanas, no sé si por el stress o porque soy yo, he tenido problemas a la hora de ir al baño conforme se acercaba el momento de ir al gimnasio. Una parte de mí sigue pensando que es una especie de pánico a ser juzgado (que es el miedo que rige prácticamente toda mi vida, en todo lo que hago), convirtiendo mi regularidad all-branera en algo más cercano a una manga pastelera con boca ancha.
Esta semana, después del éxito de la regularización durante la Invasión No-Tan-Secreta, he decidido intentar mantener esa breve pero reconfortante racha. Estoy repartiendo a lo largo del día la cantidad de té que tomo (para no tomarlo todo de golpe, aunque así diluyo su efecto despertador), estoy intentando edulcorarlo menos (¡aunque una cápsula al día no es para ponerse así, intestinos! Así que ahora lo tomo sin nada), y estoy intentando atacarme menos de los nervios.

Mantener la calma, o no ponerse nervioso, no es fácil. Y menos cuando este fin de semana hemos hecho el fin de curso de bollywood, he ido solo a una fiesta bollywood y con la clase hemos tenido una actuación (EN PÚBLICO) de bollywood. Fin de semana monotemático, y de nervios como suele pasar PORQUE GENTE VIÉNDOME BAILAR, HORREUR.

De bollywood ya he hablado (rulos required), así que ya sabéis cómo está el tema. Como novedad en ese frente, ayer me estuvo comentando un compi de clase que cuidado con decirlo en voz muy alta, porque aparentemente estas cosas levantan ampollas. Cosa que no entiendo, porque ¿pensaba que esto era para pasar un buen rato? *shrug* . Centrémonos por tanto en lo que hice este fin de semana, que el resto está todo hablado.

Hasta que no me apunté a uno de estos cursos de adultos, no me di cuenta que esto del fin de curso es algo habitual. No importa si haces un cursillo de acuarelas, si actúas en un grupo de teatro aficionado o bailas bollywood en una asociación cultural: cuando llega Junio, toca lucir lo aprendido ante los amigos y familiares de los alumnos. Acostumbrado a que el fin de curso dejó de practicarse al entrar en el instituto, y que en la universidad se convertía en una especie de letargo entre exámenes y el calor del verano para luego pasar a un aparente período vacacional larguísimo (por lo que te dicen los adultos) que en realidad era bien corto (que es como lo sientes), volver a hacer cosas en fin de curso se me hace extraño. Mi vergüenza y temor a ser juzgado no ayudan a nada que sea estar en público y que la gente me mire.

Pese a todo, y porque curiosamente hay una parte bastante ególatra y ombliguista que siempre suele influir en mis decisiones, acabo saliendo en los festivales, tanto si son de fin de año (para Navidad) como si son de fin de curso (como este sábado pasado) como si sencillamente es una fieshta (como el Diwali o el Holi). Esa dicotomía de "no, que me ven" y "sí, que me vean" es... difícil de llevar; y normalmente saca lo peor de mí, especialmente cuando pierdo el control. Además, de mi clase sólo podíamos actuar cinco, ser baja hubiera sido deshonra. Porque, claro, también tengo que factorizar lo mal que me siento si no voy a cosas así, que casi parezca que les escupa en la cara después de que son amables conmigo y me dejan apuntarme a los bailes.

En fin, el caso es que mi clase bailamos en el primer turno tres canciones, las tres que mejor nos sabemos: la que bailamos en el Holi, una que sacaron creo que del Diwali y que me han ido enseñando pacientemente, y una especialmente hecha para el fin de curso que nos aprendimos en modo turbo porque nos entretenimos en clase con otras coreos. (Estuvimos practicando, para ver si de paso me la aprendía, su versión de Pinky, pero nunca he conseguido aprendirla, y además tengo el Pinky de Masala en la neurona compitiendo por atención cada vez que suena. Si pudiera hacer como con Oh La La, que tengo dos coreos diferentes de la misma canción en la cabeza...)
No me salió muy mal. No me fue bien, pero no envié las gafas a tomar viento, lo cuál es un avance. En la primera coreo casi me caigo tres veces, y nos quedamos muy atrás en el escenario así que las primeras filas no nos vieron. Esa sonrisa nerviosa de "ja, ja, casi me mato, ja" que me salió... En la segunda y tercera coreo nos concentramos todos un poco más en no tirarnos para atrás (algunas coreos no ayudan, porque sólo tienen pasos para retroceder, y a veces no caes y retrocedes por instinto... Que siempre pueden hacerse sin retroceder, pero soy así de listo, y arrastré a mi clase conmigo por estar en el centro) y lo conseguimos bastante bien, y salvo un par de traspiés no salí del todo descontento.

En el segundo turno (hay tantas clases y todos bailamos tres canciones que es mejor partir el fin de curso en dos tandas) no tenía que actuar, pero estuve de apoyo para otra clase a la que le hacían falta chicos, y como me sabía la coreo me pidieron que me quedara. Uno de los profes me dejó un punjabi bien chulo para que no desentonara tanto con el resto de la clase, porque mi vestuario de baile se reduce a unos tejanos y una camiseta negra y un pañuelo chillón en la cintura (y hasta la semana pasada no me compré el pañuelo, porque soy listo, y lo hacía con una tira de tela roja de un cosplay). Pese a que la coreo no la había bailado desde el Diwali, confiaba en recordar lo suficiente para no escoñar a nadie ni quedar como el culo. Es importante ir seguro, porque los chicos suelen ir de cabeza a primera fila cuando bailan acompañando a las chicas, especialmente si la canción mezcla voces de chico y chica constantemente.
Vamos, que me tocó bailar otra vez Oh La La, como en el Diwali. Y ahí voy yo, lanzado, al paso de tirarse por los suelos ortopédicamente, cuando me doy cuenta que el resto de chicos hacen lo mismo que las chicas. GENIAL, cambios de última hora de los que no estaba al caso porque soy monguer y no pregunté. Después se me fue tanto la neurona que confundí coreos y no llegué al lado de la chica en el primer paso, así que quedó raríiiiisimo. Aparte de que me salí por la cortinilla lateral cuando tocaba quedarse atrás de todo del escenario. PERO BUENO, QUÉ MÁS DA, SÓLO HAS QUEDADO EN EVIDENCIA ANTE TODO EL MUNDO AL SER EL ÚNICO QUE ESTABA POR EL SUELO DANDO SALTITOS. Excelente.
El resto de la canción más o menos salió bien, aunque debería haber repasado un poco, porque tuve momento de deslices en los que el pánico se me leía en los ojos. Tampoco ayudó que una de las perneras se me escurriera bajo el talón y casi me matara por resbalón en un par de ocasiones. Nada, para darle más emoción al asunto.
PERO, puntos positivos por, de nuevo, no golpear las gafas hasta que decidieran abandonarme por el resto de la canción y buscar otra cara más acogedora y menos agresiva (o más agraciada).

El sábado por la noche se celebró la Pendu, una fiesta de la asociación de bollywood donde alquilan un local y ponen canciones que les gustan o hemos bailado (bollywood, bhangra, lo que se tercie) y hasta que salga el sol... O hasta que el local decida atender a su clientela habitual y vuelva a poner la música de siempre.
Decir que, pese a que fui con la gente de mi clase (y que me encontré a más gente de la asociación con la que soy capaz de cruzar dos palabras sin parecer un desastre sin habilidades sociales), en realidad me daba la impresión de ir solo. Porque mi clase tiende a dispersarse, y no puedo obligar a nadie a quedarse a mi lado sólo porque me produzca terror estar en una fiesta solo y donde hay que bailar. Sí, acababa de salir de un fin de curso, donde había bailado ante gente, ¿por qué iba esto a ser diferente? Además, es un bar con iluminación tenue y con gente bebiendo, es un ambiente distendido, sin presión, ¿verdad? PUES NO, mi mente no funciona así, por lo que estaba la ansiedad de estar delante de un montón de gente que procedería a juzgarme duramente por bailar, por no bailar, por quedarse solo, por buscar la compañía de alguien... En fin, por todo lo que pudiera llegar a hacer.
Mientras sonaron canciones que más o menos me sabía o que podía intentar seguir, todo fue bien. Hasta me arranqué con una de las canciones de nuestra clase, porque pusieron al menos una canción de cada clase para animar a la gente a lanzarse. Pero cuando las canciones dejaron de serme familiares (y porque hacía mucho calor, que el local no era grande y éramos bastantes dándolo todo) entonces pasé a mi habitual segundo plano, rondando la barra o una silla e intentando que alguien que conozco se quede cerca por si se arranca a bailar para no ser ese rarito que baila solo como si estuviese borracho, drogado, o algo peor.
(No en vano me han preguntado varias veces, al verme bailar, si iba tocado. No sé si porque verme bailar es un shock, comparado con mi yo habitual apocado, o si porque realmente bailo como un borracho.)
Lo cuál es irritante, porque me gusta bailar (lo haga mal o peor), así que debería poder hacerlo sin importarme lo que piensen los demás, o sin necesidad de tener amigos alrededor que también estén bailando por iniciativa propia. Pero soy incapaz. El caso es que a veces tienen que venir a buscarme, porque si no estoy en grupo parezco una estatua. Y eso también me hace sentir mal, porque no debería ser necesario tener a alguien que te azuze.
No hay escapatoria posible de la culpabilidad. Estoy vendido.
Sí, lo pasé bien, pero me dejó un sabor agridulce. Eso sí, sudar, sudé de lo lindo. Por fortuna decidí llevar una camiseta negra, sabía que sudaría mucho y que cualquier otra camiseta la dejaría bicolor hasta que la empapara entera; con lo que no contaba era con empapar hasta los tejanos. Sí, eran bermudas, pero sudé tanto que las empapé casi enteras. La cartera, que iba en el bolsillo de atrás, acabó chorreando; y el billete de veinte que llevaba dentro, para ir comprando agua y no deshidratarme, acabó teñido; no sé de qué, pero teñido. Está un poco raruno, pero aún se ve que és auténtico, por lo que no deberían rechazármelo.

El domingo por la tarde tocó una actuación al aire libre en una plaza cerca de casa, por una fiesta mayor de un barrio de mi ciudad. Tocaba bailar Satakli, que es una canción que me encanta y con la que es muy fácil darlo todo. De hecho, la última vez que la bailé lo di tanto todo que mis gafas se hartaron de mi y se independizaron de mi cara. (En realidad fue culpa de un manotazo fruto del sobreexcitamiento, ya hemos hablado de mi falta de control y de sus consecuencias.)
Mi clase también bailó Pinky, y de hecho los profes contaban con que yo me subiera en Pinky, así que cuando les dije que no me la sabía me sentí de nuevo una mierda por traicionar su confianza. VIVA YO. Eso sí, éramos tan pocos que juntaron a la gente por la coreo que sabía, en lugar de por su clase, así que el escenario nunca estuvo muy vacío.
Estuvo bien, y desde luego logré controlarme mucho mejor que otras veces porque no golpeé las gafas. En su lugar golpeé los brazos de la chica de al lado, porque ambos teníamos brazos bastante largos y no tengo percepción lateral, así que no calculé nada bien nuestras posiciones relativas. Vamos, que me pasé media coreo recolocando posiciones, girando levemente en algunos pasos, e intentando no tirar mucho hacia su lado cuando había movimiento lateral, para no molestarla ni provocar un desastre. Por suerte dijo que no le molestaron los golpes, y esta vez no fueron fruto de ir descontrolado, así que no me parece que fuera muy mal.
De nuevo, no fue bien, porque no tendría que haber chocado, pero tampoco fue mal, y desde luego la canción ha perdido el estigma de convertirse en "la canción con la que tiré las gafas al suelo de un manotazo, vergüenza sobre mí y sobre mi vaca", que es lo que más miedo me daba de bailarla en público sobre un escenario de nuevo.

Supongo que nunca estaré tranquilo del todo. Pero esta semana pasada he tomado poco té, estando fuera y optando por no tomarlo el fin de semana so pena de tener una urgencia gastrointestinal en un escenario, y pese a los nervios de las actuaciones y las situaciones sociales terriblemente violentas la cosa ha ido bastante bien. Sólo me queda aguantar, no sé, cuarenta o cincuenta años.

July 2017

M T W T F S S
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Most Popular Tags

Also

A veces me paseo por Google+

Style Credit

Expand Cut Tags

No cut tags
Page generated Aug. 21st, 2017 05:49 pm
Powered by Dreamwidth Studios